‘Silvered Water: Syria Self-Portrait’ Retrato sangriento de Siria. New York Film Festival 2014

retrato

‘Una cámara es un arma para el régimen, quien la carga esta expuesto a morir’. Bajo esa premisa los directores Wiam Bedirxan y Ossama Mohammed han realizado un documental con retazos violentos que se han subido a las redes por parte de la resistencia en Siria. Una película cruda que a través de los diálogos de sus dos directores contándonos el contexto de lo que deseaban realizar, logra trazos de poesía en medio del holocausto y la ignominia.

Escenas directas de atropellos, vergüenzas, asesinatos, viles humillaciones, torturas y exterminios son parte del montaje de un retrato crudo y real de una violencia extrema que ignoramos y desechamos en las paginas interiores de cualquier diario, desconociendo el infierno que padecen miles de personas que viven bajo el horror.

La película, relata en la voz en off de sus directores los mensajes que estos se cruzaron para realizarla, Ossama Mohammed, desde su exilio en Paris describe la vergüenza que siente al haber abandonado su país mientras que le da directrices a la joven Co –directora Wiam Bedirxan para rodar todo lo que se pueda y tener material suficiente para el montaje.

Un documental difícil e incomodo, en donde el horror esta presente en cada una de sus imágenes, animales mutilados que imploran ante la cámara de Wiam en desgarradoras secuencias que nos genera sentimientos profundos de compasión y dolor.

El documental solo muestra una parte del conflicto, mucha gente en Siria clama por la segunda parte pues están en medio de dos fuegos y a pesar de que esta visión nos muestra una gran parte del conflicto, sentimos que falta una pieza en este horror.

Comments are closed.